Francisco Bracho, Diego Collaguazo

Club de comunicación

Esta casa abierta se realizó en el auditorio de BGU Superior a las 8:30 de la mañana, a cargo de los estudiantes de 8.º EGB. Se trataron diferentes temas acerca del manejo y cuidado de los recursos naturales por medio de exposiciones, dramatización e interpretación musical. Los profesores de las áreas de Matemáticas, Ciencias Naturales y Música organizaron estaciones de exposición junto con sus alumnos. La feria tuvo como invitados a los estudiantes de 10.º EGB, algunos profesores de Bachillerato y autoridades de la Unidad Educativa.

La casa abierta se dividió en varias mesas de exposición; la primera trataba sobre el manejo del agua en los hogares en donde las estudiantes tuvieron que sacar y recolectar ciertos datos de sus hogares y hacer una estimación de cuánta agua están gastando alrededor de un mes. Esto lo realizaron a través de una tabla de valores en donde reemplazaron los datos que recolectaron y así obtuvieron sus conclusiones.

La siguiente estación explicaba sobre el manejo de la electricidad en los hogares. Los estudiantes nos informaron que recolectaron información sobre cuánta energía gastaban los electrodomésticos de sus casas, entre ellos: refrigeradora y televisiones. Los estudiantes sacaron los datos en valores watts y los tuvieron que transformar a kilowatts para tener resultados muchos más precisos. Después de esta explicación, los estudiantes dieron recomendaciones sobre en el uso y manejo de estos recursos.

Para el proyecto de la casa abierta de música se tomó en cuenta ciertos aspectos sobre el reciclaje para poder así concientizar a las demás personas sobre cómo poco a poco se va consumiendo el planeta por no ahorrar o reciclar. En esta casa abierta se presentó una dramatización y una canción acerca del cuidado del agua. El profesor de música, Angelo Caiza nos habló también sobre cómo fue organizando dicho festival y cómo cada alumno colaboró dando pequeñas ideas para que la casa abierta pueda estar bien presentada.

Por otro lado, se pudo observar el desempeño que cada estudiante tenía con los instrumentos y la preparación previa para poder presentarse adecuadamente.

Angelo Caiza, explicó también que su proyecto se apoyó también en lo que son las matemáticas debido a que para crear la canción necesitaba tiempos de duración. De este modo se cumplió con el objetivo de trabajar de manera colaborativa entre las áreas académicas. Expresó también que la música es un lenguaje universal que todos podemos entender, y que a través de ella se puede plantar el mensaje sobre el cuidado del medioambiente en los jóvenes de hoy en día.