El finalizar un parcial o una unidad curricular interdisciplinaria genera gran expectativa para la comunidad educativa. El trabajo en las aulas se orienta a sintetizar y aplicar conocimientos, el arte y la estética propia de cada producto final toma punto, se prepara todos los detalles para el día de presentación. Llega el día de presentación, sea con mucho público o participación del mismo equipo de proyectos, pero se deben constatar los nuevos aprendizajes.

Es así que segundo BGU presenta el Buggy Biónico, un proyecto Científico Tecnológico desarrollado por el equipo de docentes Omar Paredes (Física), Iván Leiva (Matemáticas), Nelson Rivera (Biología) y Nancy Maya (Educación Cultural y Artística) para este primer parcial. El equipo empleó 6 semanas de abordaje conceptual y práctico de diferentes temas propuestos en el currículo para este año 2018-2019.

Fuerza Estática, Funciones Matemáticas, Fuerza Elástica, Energía y su conservación aplicados en la construcción de vehículos impulsados por diferentes energías, participaron en una carrera de autos de las diferentes escuderías del mundo. Resolución de problemas a través de la Matemática, diseño de trípticos que sintetizan la información comprendida, presentados con diseños estéticos, desafiaron la creatividad de los estudiantes. Los vehículos o “buggies” superaron pruebas de velocidad, rozamiento en diferentes superficies y alcance máximo, también debían ser livianos, estéticos y funcionales.

Comprender un concepto y aplicarlo en actividades que nos desafíen es parte de los procesos de aprendizaje en la innovación. Lograr una meta de comprensión cooperativamente, centrando el desarrollo de actividades en las aulas, en conjunto, potencializando las fortalezas de cada estudiante dentro del equipo convierte al proyecto interdisciplinario en una herramienta eficaz. Ahora son los estudiantes los que conectan los conocimientos con la realidad que los rodea, en este caso, la segunda carrera de Fórmula Uno del Gonzaga.