Iniciamos un nuevo año lectivo, donde se juntan emociones y sentimientos. Para los niños más pequeños y algunos jóvenes es el inicio de una nueva etapa. El último para quienes están próximos a la universidad. Nuevas responsabilidades para los educadores ignacianos y, sobre todo, muchas ganas de escribir la historia de 2018-2019.

Este año, la tercera autoevaluación del Sistema de la Calidad en la Gestión Escolar y el proceso de Innovacción XXI nos marcan el ritmo como un director a su orquesta, permitiéndonos soñar con planes de mejora y muchos proyectos innovadores multidisciplinarios, para que nuestros estudiantes alcancen la excelencia humana y académica buscando el MAGIS.

También estamos de fiesta, celebramos el Jubileo de San Luis Gonzaga y cumplimos 60 años de nuestra fundación, oportunidad para hacer una introspección  de nuestra historia y así poder alzar la mirada hacia el futuro proyectando el perfil del estudiante Gonzaga, comprometido con el país y servidor de su comunidad.

Estamos esperando que inicie el nuevo ciclo y confirme nuestras expectativas siempre poniendo en acción nuestro lema “ser más para servir mejor”.