Desde el 9 al 12 de enero del presente año, celistas de los colegios de la RUEI-Ecuador, San Gabriel, San Luis Gonzaga, Javier, Borja y Cristo Rey, participaron del XIII Campamento Nacional en Checa #AmandoHastaElExtremo, en la provincia de Pichincha.

Las actividades giraron en torno a la integración de las unidades educativas con base al espíritu que nos une: la ignacianidad. Las diferentes comunidades reflexionaron sobre la vida y obra de los P.P. Rutilio Grande, Pedro Arrupe y Emilio Moscoso, S.J.

«Fue un experiencia muy emotiva este campamento nacional en donde entre aplausos y risas, los jóvenes con sus comunidades de campamento dejaban marcada su impronta y huella en los otros jóvenes y asumían el compromiso de darle continuidad a un espacio tan importante y formativo como el de compartir en La Ciudad de Lona, Campo de Banderas, cocinas, fogata y diversas dinámicas. Los mejores y más significativos momentos de sus vidas, en cuanto a su crecimiento espiritual y formación de verdaderas amistades perdurables para toda la vida y así amar hasta el extremo», expresa Carlos Erazo, docente de la Unidad Educativa San Luis Gonzaga.

Esta experiencia estuvo llena de aprendizajes formativos, así como de espacios de oración y reflexión profunda, apuntando siempre a la transformación del mundo enmarcados en nuestro lema de «Ser más para servir mejor».

Por la destacada participación de nuestro colegio, la comunidad de varones Gonzaga obtuvo un reconocimiento. Alessandro Arico, celista Gonzaga, comparte su sentir de esta experiencia: «El campamento nacional para mí fue inolvidable, me ayudó a aprender de otras personas y ver cómo realizaban algunas actividades diarias de distinta manera. Me enseñó a ser más social y a dejarme enseñar; me hizo aprender que el relacionarse con los demás de cierta manera te ayuda a crecer y hacer más y mejor día a día. Sobre todo, me dio tranquilidad porque pude descubrir que hay gente que aún ama y cree en este movimiento y que este durará mucho tiempo más y el secreto para que duré es el AMAR HASTA EL EXTREMO».