¿Qué es el SCGE?

Sistema de Calidad en la Gestión Escolar

FEDERACIÓN LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE DE COLEGIOS JESUITAS E IGNACIANOS - FLACSI

¿Cómo nace el SCGE?

Hace cuatro años, los rectores de los colegios de FLACSI, reunidos en Bahía, suscribieron un acuerdo para ir avanzando en un sistema que permita evaluar y asegurar la calidad de nuestros Centros. Este acuerdo ratificado en Quito (2010), y discutido por los encargados académicos y delegados reunidos en Lima (2011), ha permitido avanzar en el análisis de las variables y las acciones que debemos considerar, para organizar un Sistema de Calidad que apoye la gestión de nuestros centros. El fruto de este trabajo ya empieza a cobrar vida, colocando a disposición de nuestra red, un “Sistema de Calidad en la Gestión”, para centros escolares, que nos permitirá la mejora continua, de nuestros procesos y resultados educativos.

¿Qué contempla el SCGE?

A partir del estudio de varios sistemas de calidad aplicados a la educación y de sistemas de calidad educativos, FLACSI, en colaboración con las Universidades Alberto Hurtado (Chile) y Católica (Uruguay) diseñaron el SCGE que quiere convertirse en un motor de la mejora continua propiciado por el propio personal del centro educativo.

Comienza con una fase de análisis y generación de condiciones previas con el liderazgo del equipo directivo del centro; luego, la revisión de las definiciones institucionales de misión, visión y valores; la tercera fase, -y quizá una de las más importantes-, es el proceso de autoevaluación institucional; una vez establecidos los resultados de ese proceso, la siguiente etapa consiste en el establecimiento de estrategias de mejora que permitan elevar la calidad educativa del centro; y entonces se ingresa a una espiral de mejora continua con sucesivas verificaciones internas y externas y los subsiguientes planes de mejora.

Autoevaluación Institucional

La autoevaluación de un centro educativo permite, sobre todo a quienes forman parte de esa comunidad educativa, conocer cómo está trabajando, cómo funciona y obtener información general de su estado de situación. Para realizarla, el Sistema de Calidad en la Gestión Escolar, propone una herramienta específica: la Guía de Autoevaluación.

¿Por qué realizar una Autoevaluación?

Entre algunos de los atributos que ofrece una herramienta de autoevaluación a una comunidad educativa se señalan los siguientes:

  • es un instrumento que permite evaluar la calidad de un centro educativo;
  • promueve la participación de la comunidad educativa en la consecución de metas comunes y compartidas;
  • le proporciona a la institución una identificación detallada y sistemática de sus capacidades y debilidades basada en evidencias, superando las evaluaciones que se sustentan sólo en impresiones del equipo técnico, con poca información rigurosa sobre lo realizado;
  • aporta un método para el trabajo conjunto del equipo que posibilita tener una mirada global, relativamente exhaustiva y ordenada del centro.

¿Quiénes participan de la Autoevaluación?

Todo el centro educativo debe involucrarse en el proceso de evaluación, incluyendo el personal no docente, que cumple funciones administrativas y de servicio. La calidad sólo se puede lograr con el compromiso de todos y todas y se construye desde todas las dimensiones y aspectos de la vida del centro.

Estructura y aplicación de la guía de Autoevaluación

La herramienta de autoevaluación se organiza en ámbitos, resultados e indicadores de autoevaluación de manera tal que su aplicación – con el propósito de la autoevaluación- se desarrolla con la consecución de pasos sucesivos, analizando cada uno de sus componentes.

Los ámbitos son dimensiones fundamentales del desarrollo de las instituciones educativas. Podrían entenderse como los grandes espacios de funcionamiento en los que los centros desarrollan su tarea, y están presentes en toda institución educativa.

Para el análisis de cada ámbito está definida una batería de resultados esperados que han sido determinados en función de la investigación educativa y de los estudios sobre mejora, eficacia y calidad en educación.

A su vez los resultados presentados para los distintos ámbitos se concretan en indicadores. Se entiende por indicador todo dato cuantitativo y/o cualitativo, recogido de forma sistemática y consensuada con un determinado propósito, para valorar los esfuerzos y la mejora de algún aspecto del centro.

Asimismo para cada resultado en la herramienta se presentan los criterios que orientan la evaluación, en tanto sugerencias a considerar y que facilitan la misma en la medida que focaliza los elementos a analizar y evaluar.

Se complementa con la descripción de los instrumentos que se sugieren sean aplicados en esta fase, contemplando a la vez la posibilidad de recurrir a otras herramientas que complementen el análisis.

Como se señalara, para cada uno de los ámbitos, se presentan resultados y sus respectivos indicadores. En cada caso al momento de la evaluación se debe valorar la situación del establecimiento educativo y definir si se cumple o no con el indicador.

Es fundamental que la valoración de cada indicador se apoye en datos e información disponibles en el establecimiento educativo, es decir, las evidencias. Asimismo, se aconseja que las respuestas sean sinceras y consensuadas con los demás miembros del equipo de trabajo, pues esta es la base

para el desarrollo de procesos de mejora ajustados a la realidad de la institución.

Lo que no obsta reconocer o registrar los avances parciales logrados por el centro, dejando claro que todavía no alcanzan el cumplimiento del indicador y señalando en el grado o nivel que se encuentra.

Todas aquellas particularidades a considerar, dudas o situaciones que se crea que no fueron contempladas en la evaluación podrán registrarse en el apartado observaciones que presenta la guía.

Estrategias de mejora:

Con referencia a los resultados obtenidos por el propio centro educativo, el personal docente, administrativo y de servicio, liderado por el equipo directivo, establece estrategias de mejora con la finalidad de elevar la calidad educativa de una manera participativa y así revertir los resultados obtenidos.

Para ello se conforman equipos de mejora que priorizan las áreas a atender y proponen planes y acciones verificables en el corto y mediano plazo a través de objetivos, indicadores y responsables.

El proceso invita a la mejora continua en cuyo trayecto existe la posibilidad de una certificación.

Adaptación libre de FLACSI (2012), Guía de Autoevaluación SCGE.

Dirección de Desarrollo Institucional Gonzaga, 2013

 Ver el documento en PDF

Inicio de Sesión

Búsqueda