Por sus frutos los conocerán

gonzaga9

Por Francisco Javier Robalino

El CEL - Gonzaga realizó el Campamento Vacacional para Niños Gonzaga 9

¡Quién podría imaginar que son ya nueve años desde que un grupo de celistas de la etapa de verdes propusieron realizar un campamento vacacional para niños de escasos recursos!

Entre el 13 y 16 de julio de 2017 los Campamentos Ecuatorianos Loyola, CEL-Gonzaga, realizó en su campus de La Armenia este campamento que contó con la participación de niños de entre 6 y 11 años de las escuelas Glend Side de Fe y Alegría (Píntag), Theodoro Wolf (Alangasí), Nicolás Aguilera (La Armenia) y del Hogar Campi de Yoder (MIES), además de niños del sector.

Una sesión de magia; visitas al Wild Place y al Museo Interactivo de Ciencia; prácticas en rincones de aprendizaje de: construcción, drama, ciencias, lógica, lenguaje y pintura; juegos de agua con el Cuerpo de Bomberos de Quito; fogata, películas, cantos, baile, momentos de oración y comunidad… fueron, entre otras, las actividades de las que disfrutaron los pequeños.

 g93

---

En cifras

  • 120 niños acampados de entre 6 y 11 años de edad.
  • 30 celistas guías de comunidad.
  • 30 celistas, entre alumnos y exalumnos, de apoyo logístico (materiales y cocina)
  • 4 asesores responsables
  • Alrededor de 3000 raciones de comida servidas
  • Visitas a lugares de juego y museos
  • Costo aproximado de $5.600, financiado por donaciones y ayudas económicas

---

La preparación de este campamento comenzó casi con un año de anticipación, cuando en el cronograma de la Unidad Educativa ya se reservaron los días en los que se desarrollará. En mayo, cuando faltaban casi 3 meses para ejecutarlo, se realizó la planificación sobre participantes, beneficiarios, objetivos pedagógicos, actividades, recursos y consecución de fondos. Durante los meses de junio y julio, diversas comisiones de estudiantes de entre 15 y 17 años pusieron en juego su experticia para ir concretando lo planificado, que fue desarrollado luego en los días del campamento. La participación de los caminantes (exalumnos que pertenecen al CEL) fue muy importante, pues ellos ayudaron con el diseño de experiencias formativas para los niños.

El liderazgo es una tarea compartida por todos los celistas e inició con los jefes de campamentos (Anita Cadena y Enrique Vela), de los jefes de materiales (Kerlly Gallardo y Byron Morales) y de la jefa de cocina (Mikaela Velasteguí), todos estudiantes de segundo de bachillerato, quienes junto al Coordinador del CEL (Juan Carlos Quelal) y a otros asesores (Ángel Reyes, Romel Andrade y Francisco Robalino) planificaron y coordinaron el desarrollo de los procesos antes, durante y después de la experiencia. Sin embargo se extendió a todos quienes participaron, especialmente a los guías quienes estuvieron a cargo de una comunidad de 8 niños: cuidándoles, resolviendo cualquier conflicto que pudiera producirse entre ellos y asegurándose que encuentren las mejores condiciones para que disfruten y aprendan con todas las actividades.

g94

---

Construcción de ciudadanía y tejido social

Francisco Javier Robalino, Director del CEL-Gonzaga, explica que espacios como este en los que se relacionan más estrechamente la Unidad Educativa y la comunidad circundante son muy importantes tanto para el desarrollo personal de los niños beneficiarios y de nuestros adolescentes, así como para el entorno social, pues se constituyen en formas privilegiadas de inserción comunitaria.

 

“Es necesario que el barrio, el sector, sienta que efectivamente nuestra institución hace parte de su comunidad, que está pendiente de sus problemas y a la vez puede también colaborar efectivamente con soluciones, en este caso formativas, para sus familias. Con ello pasamos del discurso a la vivencia de valores que esperamos sea aprehendido por nuestros estudiantes, para que lo conviertan en práctica común, desde ahora y en su vida adulta futura”.

---

Uno de los frutos más importantes de este campamento fue quizá la solidaridad manifiesta de muchas familias, amigos e instituciones para que pueda ser llevado adelante. “En cuanto se enteraron de las fechas de realización y ante nuestra solicitud, comenzamos a recibir muchas donaciones de camisetas, alimentos, material escolar y dinero en efectivo- explica Juan Carlos Quelal, Coordinador del CEL-. También nos ayudaron con entradas gratuitas para el sitio de juegos y para el museo de ciencia y con el transporte, sin el cual las visitas no habrían sido posibles. La generosidad ante esta iniciativa no se ha hecho esperar y por ello estamos muy agradecidos”.

g95

---

Nuestros benefactores

  • Wild Place
  • Fundación Iglesia de la Compañía - Fundación Museos de la Ciudad
  • Rotary International - Los Chillos
  • Exalumnos Gonzaga
  • Amigos de diversas dependencias de la Casa Provincial de la Compañía de Jesús en el Ecuador
  • Familias de la U. E. Gonzaga
  • Educadores ignacianos y autoridades U. E. Gonzaga
  • Etapa de caminantes del CEL
  • Transportistas de la U. E. Gonzaga

---

En contexto

Los Campamentos Ecuatorianos Loyola, CEL-Gonzaga, son un comunidad de liderazgo juvenil bajo la responsabilidad de la Dirección de Pastoral de la Unidad Educativa. Llevan ya 12 años de funcionamiento, desde 2005. Nacieron a partir de las experiencias del Centro Excursionista Capdevielle de Portoviejo (CEC) y de los Campamentos Ecuatorianos Fe y Alegría (CEFA); y, desde ese año, dieron origen a comunidades campamenteras en otras instituciones de la Red Educativa Ignaciana del Ecuador: San Gabriel (Quito), San Felipe Neri (Riobamba), Javier (Guayaquil) y Borja (Cuenca).

Buscan “cambiar el mundo” a partir de la vivencia comunitaria y el liderazgo basado en los valores cristianos, construyendo “ciudades de lona” dirigidas por jóvenes, que son modelos de pequeñas sociedades donde todos aprenden, se divierten y explotan cualidades personales que permiten dar sentido a la vida y avanzar en la construcción de un proyecto ético.

Su lema es “ser más para servir mejor”, lo cual sintetiza su praxis de servicio y quiere poner en evidencia efectiva la máxima cristiana del amor a Dios, al prójimo y a sí mismo: “por sus frutos los conocerán”.

 

g92

 

Inicio de Sesión

Búsqueda