Coro Gonzaga contribuye con su canto a la educación

WhatsApp Image 2016 12 08 at 9.27.30 AM

El coro de la Unidad Educativa San Luis Gonzaga participó en el primer festival musical intercolegial Cantos de navidad organizado por la Fundación Entrega (FE) de la parroquia Nuestra Señora de Fátima el 7 de diciembre.

El festival tuvo como tema "Mi voz por la educación de un niño". Los organizadores desarrollaron este evento para recaudar fondos en pro de la construcción de un centro escolar  para niños y niñas en difíciles situaciones familiares de la parroquia.

Con ese fin solidario,  el coro Gonzaga se hizo presente con sus voces para aunar esfuerzos y llegar a la meta de recaudación para la construcción del centro escolar.

Además, gracias a su talento nuestro coro ganó el primer lugar en la categoría juvenil y sumó su arte en pro de una causa que traerá felicidad a niños de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima.

A continuación pueden ver parte de la participación del coro en el festival:

 

Fiestas de Quito

DISCURSO  DE EXALTACIÓN A QUITO POR SUS 482 AÑOS DE FUNDACIÓN

fq2016

 

Deseo iniciar este mensaje rescatando de la noche de la historia una breve acotación mitológica que dice: “En el Pichincha se salvaron los primeros humanos del naufragio total cuando la Gran Serpiente, su enemiga, con bocanadas diluviales inundó de agua la tierra para vengar los flechazos de los tres hijos de Pacha, el dios fundador de la especie humana.  En la planicie donde hoy se expande Quito, empezó enseguida, cuando bajaron las aguas, la diáspora de los hombres hacia el resto del mundo, porque una brusca confusión de lenguas les impedía seguir viviendo al pie de la montaña salvadora.”

Estimado auditorio hasta  aquí la rememoración mitológica que he creído pertinente expresarla para resaltar el hecho de que… en pocas ciudades como en Quito, el mito, la leyenda y la historia se han mezclado con mágica persistencia.  La ubicación de Quito dentro de un hermoso paisaje de la serranía ha inspirado a poetas, pintores y cronistas, perdurables alegorías de depurada espiritualidad. Así se ha dicho de esta ciudad que “al ponerlo tan arriba/Dios hizo de Quito un barrio del cielo.”

Se ha insistido en que Quito fue fundada por Quitumbe, infatigable descubridor y conquistador de nuevas tierras, pero es el español Benalcázar el que coloca su impronta en la historia reciente de esta milenaria ciudad que durante los  siglos de coloniaje hispánico vivió tranquila, casi aletargada, salvo momentos de verdadero frenesí que marcaron hitos indelebles en el proceso histórico de conformación de nuestra identidad.

Y nuestra identidad es la de ser mestizos; en la fragua de los siglos nos mezclamos y de esa fusión nació una raza emprendedora que marcó con su sello de creación febril la ciudad a la que nos pertenecemos.

Y así surgieron torres, cúpulas, cruces y portales; capillas, monasterios y conventos y con pinceles y espátulas los muros de los claustros se cubrieron de grandes lienzos; los escultores en olorosas maderas finas fueron plasmando cristos, vírgenes, ángeles, querubines y santos…la corte entera del cielo.

El mestizaje de sangre, de creencias, de sentimientos e ideas fue incubándose hasta que en el siglo 18 se expresa con original pujanza y sabiduría estética en el barroco: esa incontinencia de formas, esa explosión de movimiento. El arte fue entonces el más esencial modo de afirmación de la personalidad, de la naturaleza, del destino manifiesto del mestizaje quiteño.

Si el arte es nuestro sello de identidad, es preciso querer a Quito de tal modo que podamos devolverle a ésta, nuestra ciudad, su alma, su aire, su estilo.  Que no nos quedemos sin imaginario, sin espíritu, sin fuerza que nos una. Dotarle de alma a esta ciudad nueva, fraccionada y múltiple, contradictoria y confundida  es inmensa tarea de la gente, de nosotros que desde nuestro espacio y nuestra conciencia debemos comenzar a restituir los hilos de un sentimiento de identidad que se marchó cuando el cemento y el mal gusto reemplazaron a la teja, a la solidaridad y al señorío.

En esta hora es imperativo manifestar todo el respeto que se le debe a Quito, por sus glorias intelectuales, artísticas y humanas que merecen vivir siempre en nuestros corazones para estimularnos a los quiteños y a los ecuatorianos a ser dignos de la ciudad que admiramos, pues manteniendo el prestigio espiritual de Quito, toda la América, todos los hombres que amen el arte, todos los hombres que amen lo bello regresen su mirada a esta joya  que es patrimonio cultural de la humanidad.

Hago fervientes votos porque en estos momentos de fiesta tengamos algo más que la superficialidad de la fiesta; tengamos la responsabilidad de la historia, la responsabilidad de la Patria; la responsabilidad moral. Si celebramos lo grande, seamos también grandes y que viva Quito en nuestros corazones, en nuestros ideales, en la fragua ardiente de nuestra pasión.

 

A:CD

Boletín Médico N° 1

Boletín Informativo N°1
 Departamento Médico

Salud

Queridos Padres de Familia compartimos algunas indicaciones a tomar en cuenta para el cuidado y promoción de la salud de nuestros estudiantes.

Inicio de Sesión

Búsqueda